vod-sl-island.jpg

En octubre del pasado año Vodafone decidió crear su propia isla en el mundo virtual Second Life. Tal y como se explica en mobile-blog, una idea interesante podría ser la de dar servicio a los más de 2 millones de residentes habituales que habitan este universo paralelo. “Técnicamente no es difícil. Se pueden programar objetos virtuales y vincularlos a un servicio de sms premium que permita a los usuarios del mundo real recibir avisos cuando sus amigos virtuales se conecten al juego”. De este modo, también se podría chatear on line entre ambos mundos y la identidad real que se esconde detrás del avatar virtual podría permanecer en el anonimato.La gama de servicios móviles de comunicación virtual-reales puede ser amplísima. Si le echamos un poco de imaginación, cualquier día ya no nos llamarán nuestras madres, tíos, sobrinos… sino sus avatares.

Anuncios