Curiosa la portada de Wired de este mes de julio,  en la que bajo el título ” The End of Science” se señalan dos cambios importantes en la búsqueda del conocimiento, por un lado el antes (“The quest for knowledge used to begin with grand theories” / “La búsqueda del conocimiento antes empezaba con grandes teorías”) y por otro el ahora (“Now it begins with massive amounts of data. Welcolme to the Petabyte Age” /”Ahora comienza con grandes cantidades de datos” o lo que puede ser lo mismo la sobreabundacia de información, de datos, en lo que denomina “Petabyte Era”) a través de una serie de objetos contemporáneos, cd´s, cámara de fotos con un diseño  inspirado en Los Embajadores pero en linea claramente disruptiva con la obra de Hans Holbein. 

De esta forma, los objetos que en este vexierbilder  o “cuadro con secreto” ( y a la vez clásico de la pintura figurativa) citan a la cultura, en concreto a las ciencias exactas (globo celeste, clinómetro, goniómetro, reloj solar) y a las humanas (mapa mundi, laúd, flautas, libro de aritmética); en la portada de la revista de tecnología sólo se representan así mismos y aparecen apoyados por pies de foto que nos ayudan a interpretar su significado. Aparte de la riqueza de las citas y nivéles de análisis de este intertexto estudiado a fondo por Omar Calabrese en su obra “La intertextualidad en pintura. Una lectura de Los Embajadores de Holbein”  (hoy prácticamente descatalogada) destaca también la ausencia de humanos en la portada de la revista de tecnología. Y es que en la era de la tecnología, el objeto desplaza al sujeto hasta hacerlo desaparecer….

Anuncios