whispersync

Llevo varios días probando la aplicación kindle de Amazon en el ipod y también en la BlackBerry gracias a un pequeño truco. Lo cierto es que en ambos casos la aplicación está muy conseguida y saca partido de las ventajas de cada plataforma. En el caso del ipod, la pantalla táctil le da una extraordinaria fluidez al hecho de “pasar página” y Storm 2 con su gran pantalla tátctil capacitiva tampoco tiene demasiado que envidiarle. En ambos casos puedes acceder rápidamente a Amazon, descargar capitulos sueltos  de prueba y “comprar  ahora con 1-Click” lo que lo convierte en un fenómeno adictivo. Sirva de ejemplo que en apenas 15 días he descargado 3 ebooks de pago, 2 capítulos sueltos y 1 de dominio público.

Sin embargo, lo que verdaderamente me ha llamado la atención es “whispersync” o dicho de otro modo: la posibilidad de sincronización inalámbrica que te permite seguir leyendo exactamente por la página dónde lo habías dejado, independientemente de en que dispositivo/plataforma lo hiciste: ya sea el iphone/ipod, la BlackBerry, el PC (y pronto también en el Mac) o en el propio kindle. Esta forma de sincronización de contenidos que “sabe” siempre en qué “página” dejaste de leer abre un nuevo territorio al desligarse por completo del dispositivo y situarse un estadio por encima, pero también por el propio hecho de ser multidispositivo. De esta forma, se convierte en un útil gestor de textos largos en pantallas reducidas como pueden ser la de cualquier smartphone.

No sé si es mucho aventurar, pero me da que el primer lector de e-books móvil o aplicación que integre una funcionalidad como ésta a través de las principales plataformas (iphone, android, RIM, symbian o windows mobile) puede barrer como killer app. Si a esto le sumamos la posibilidad de comprar en múltiples “tiendas” a la vez y no sólo en Amazon o en Barnes&Noble por citar dos de las más conocidas, estaríamos ante un empujón cualitativo en la implantación del e-book o libro digital, pero es difícil que eso suceda sin un cambio que fuerce a ello. Mientras, en España los ebooks en castellano van llegando al móvil de la mano de algunas operadoras.